El baile de la felicidad

Hola a todos!

Hace un buen tiempo que no comparto nada interesante en mi blog. Pido disculpas a mis seguidores, estar en la lista del paro no es nada fácil de llevar en el siglo XXI. A veces tienes ganas de compartir cosas que vas encontrándote en ésta búsqueda incesante como le digo yo y otras veces no hay recursos para nada más que no sea proveerse de alimento, agua, luz y cama y de ahorrar cada segundo para el siguiente mes, la siguiente semana.

Resulta irónico, insultivo, denigrante, abochornante y paradójico que en la era de la tecnología sea tan complicado situarse en un puesto de trabajo, conociéndose uno y viéndose capacitado para algo, o para varias posibles cosas, conseguir una oportunidad de trabajo a cambio de remuneración económica.  Yo no quería comenzar mi post hablando de mis malas experiencias, pero la realidad es inevitable verdad?

Más bien quiero hablar de la felicidad, de esa experiencia que podemos vivir a veces a ratos, a pesar de todo lo malo que uno pueda estar padeciendo,  que te hace subir y recuperar tu ánimo, repotenciar tu esperanza; ese tipo de alegria que te permite ver a través del problema y te da la oportunidad de encontrar una lucesita en el camino.

El motivo por el cual  yo quiera expresa ésto hoy aqui, tiene un motivo, que anunciaré muy pronto con el favor de Dios. Sólo puedo adelantar que llevo varios meses diseñando un poyecto personal que me tiene muy emocionada, exitada y tremendamente ilusionada con los pies en la tierra claro! Pero con esperanza, y espero con todo mi corazón poder inciar éste mismo año. Me espera muuucho trabajo y estoy realmente contenta por ello. 

Me siento así, como la foto ésta que encontré en Internet hace tiempo, Feliz!! Saltando, pero a la vez sin olvidar todo por lo que he tenido que pasar, reflexionando cada minuto, es como un oleaje, viene alegria y va ese recuerdo que me ha hecho madurar tan duramente, y vuelve esa felicidad de sentirme orgullosa de mi misma, y va el recuerdo de tantas experiencias, y vuelven unas ganas de saltar y coger el cielo con las manos, como la canción de Fito&Fitipaldi. o con Macaco, sabes? 

 No obstante, la realidad sigue latente, sigo intentándolo, pero no deja de brillar frente a mi esa luz y esa estrella que me permite mantenerme aquí viva luchando. 





Yo no sé si todos los seres humanos reaccionamos igual cuando somos inmensamente felices, a mi a veces me dan ganas de bailaaaar y reir y llorar y cantar. Pero no bailar rock and roll o tango, es un baile como en secreto pero sin serlo tanto, es un baile como a saltitos que van increscendo, como moviendose un poquito y analizando el movimiento y repitiéndolo una y otra vez con muchas ganas, como diciendo yupi y yaiii y turiruriruriiiiiii y sonriendo, siempre sonriendo. Estoy segura de que a tod2s les ha pasado ésto alguna vez en la vida, y  es como ésta imagen, te provoca saltar de alegría, te sientes exitoso y pleno y agradecido.

Es como cuando te encuentras 10 o 20 euros en una chaqueta que llevas tiempo sin usar, madre mia, te da un subidón de felicidad y te sientes como si fueras millonario. O cuando esa persona que te gusta te corresponde, tus ojos brillan y te sientes tan bien, tan a gusto contigo mismo y sonries todo el tiempo. O cuando alcanzar el maravilloso número de las 60 mil visitas en tu página del facebook. Pues esa es la felicidad de la que hablo, una felicidad que se consigue algunas veces por casualidad o como un regalo que te ha dado el Universo o como fruto del trabajo constante, de tener paciencia, de estar abiertos al futuro, de sentirse libres y concientes para disfrutar de éste regalo que es la vida. Como el video aquel que se compartió por facebook y todas las redes sociales, de la abuelita que bailaba bajando las escaleras, con ese gusto, con ese ritmo tan emocionante, hermoso!

Así me siento yo hoy, hermosamente emocionada y llena de vida con muchas puertas y oportunidades a cada paso. Y bueno quería compartirlo por aquí también. Se que no me siguen muchas personas, pero alomejor mi post le puede ser ilustrativo a alguien, en algún lugar del planeta, no sabemos verdad?

Así que nada, como la flor de loto que florece dentro del pantano, así es ésta felicidad, si así llueve que no escampeeeee, TOCO MADERA, para que no escampe con el favor de Dios.


Examinando.

Comentarios